Este viernes inauguran muestras de Casas Bicentenario de la Música, de Artes Visuales y Museo de la Silla

jueves, 7 de septiembre, 2017

BIENAL INTERNACIONAL DE ASUNCIÓN

Exposiciones de Tatiana Terra (Brasil), Ana Carina Aranda y Julio González (Paraguay), Montserrat Díaz Delgado (España) y un tributo a Ignacio Núñez Soler.

 

A las 18:00 del viernes 8 de setiembre, la Bienal Internacional de Asunción 2017, “Significar lo imposible – Ikatu’ ỹva ñemboheko”, inaugurará la muestra de la artista brasilera Tatiana Terra, en la Casa Bicentenario de la Música (Cerro Corá casi Tacuary). La exposición podrá ser visitada en los horarios habituales de atención de la Casa: de lunes a viernes de 7:00 a 17:00; en tanto que los días sábados, de 10:00 a 18:00. El acceso es libre y gratuito.

También este viernes a las, en  la Casa Bicentenario de las Artes Visuales (Azara 845 casi Estados Unidos), se habilitará la muestra de los artistas paraguayos Julio González y Ana Carina Aranda, además de un espacio de homenaje a Ignacio Núñez Soler, un tributo especial de la Bienal al gran artista por su contribución al arte paraguayo . Esta propuesta podrá ser visitada por el público interesado en los horarios de lunes a viernes de 7:00 a 18:00; en tanto que  los días sábado y feriados de 10:00 a 18:00.

La BIA es organizada por el Centro Cultural de la República El Cabildo, presentada por la Itaipú Binacional y la patrocinan, la Fundación Itaú y UPAP.

En el Museo de la Silla

Luego, a las 19:30, en el Museo de la Silla (MUSA), en Artigas No. 4289, será la apertura de la exposición de la artista española  Montserrat Díaz Delgado.  La muestra se puede visitar de lunes a viernes de 08:00 a 11:00 y de 13:00 a 17:00, en tanto que los días sábado  en el horario de 08:00 a 11:00. El acceso es libre y gratuito.

La segunda Bienal Internacional de Asunción se desarrolla del 1 al 30 de setiembre y todas las exposiciones pueden verse en los sitios habilitados como en el Centro Cultural de la República El Cabildo, el Centro Cultural Manzana de la Rivera, Teatro Municipal, Centro Cultural de España Juan de Salazar, ICPA Goethe Zenthrum, Centro Cultural Paraguayo Americano, Sala Juan Rulfo de la Embajada de México, Centro Cultural de la Embajada Argentina, Museo de la Silla de Asunción, World Trade Center, el Centro Cultural City Bank, Biblioteca y Archivo Central del Congreso Nacional, las Casas Bicentenario (de la Música, Artes Visuales, Literatura, Teatro y el Observatorio Cultural del Paraguay), así también el Centro Cultural del Lago, en Aregua.

El lema de esta edición alude a una frase recogida de la obra máxima de Augusto Roa Bastos, “Yo el Supremo” conmemorando los cien años del nacimiento de nuestro Premio Cervantes.

El “regreso” de Julio González

Nació en 1958 en la ciudad de Carapeguá. Es dibujante, escenógrafo y diseñador. Expuso sus obras desde 1976 en muestras colectivas internacionales y nacionales. Obtuvo el 2° lugar en el Premio Nacional de Dibujo, organizado por la Organización de Estados Americanos (OEA), en 1977, en Asunción. En el año 1979, junto a Olga Blinder y Gabriel González Suárez, realizan una exposición en la Galería Artesanos en homenaje a al poeta Antonin Artaud.

Con el reconocimiento logrado en su etapa inicial, integra La edad de oro del dibujo en Paraguay, junto a Genaro Pindú, Ricardo Yustman, Selmo Martínez, Bernardo Kraskniansky, Pedro Florentín Demestri, entre otros

Organizó Los años del miedo en 1989, año en el que cayó la Dictadura de Stroessner. En el año 1993, junto a Fátima Martini, Gustavo Benítez, Marcos Benítez Alejandra García, Mónica González y Marité Zaldivar, se realiza una exposición en Ulm, Alemania, con siete artistas del Paraguay,

Desde entonces, Julio González, se quedó en Europa y mantuvo siempre una actitud expectante desde la distancia, acumulando experiencias a través de las fronteras que traspasó en el viejo continente. “Desde allá  fortaleció el vínculo afectivo y su compromiso investigativo con la tierra que lo vio crecer y formarse en sus inicios, tierra, roja, atestada por el peso de la injusticia, tierra a la vez oscura, como los salvajes trazos del dibujante que ahora emergen como un lapsus. Tierra, a la que no volvería nunca más”, escribió Fernando Colmán, haciendo un recuento de su obra.

Este proceso de regreso de Julio, a través de su obra, se presenta en la BIA 2017, con tres libros de pequeño formato, que contienen dibujos, collages y trazos basados en “Yo el supremo”, “Madama sui” e “Hijo de Hombre”. Estos libros se constituyen en la obra misma, como una literatura gráfica, que fueron encontrados en las manos de Jota Marini (su seudónimo europeo), por los organizadores de la Bienal.

 

Sobre Ana Carina Aranda

Nació en Asunción en el año 1979. Es licenciada en Obstetricia y actualmente está cursando la carrera de Medicina. Su amor por el arte se inicia a muy temprana edad de la mano de sus padres, artistas plásticos. Ensayó sus primeras pinceladas a la edad de 3 años, que más adelante, a la edad de 12 años se afianzarían de forma innata en un estilo pictórico “Naïf”, que la seduce con su ingenuidad, ausencia de perspectiva y riqueza de colores, convirtiéndose en su medio de expresión pictórico por excelencia. Varias de sus obras forman parte de colecciones privadas en Chile, Venezuela, Paraguay. En la casa parroquial San Rafael del Padre Aldo Trento, se encuentra una obra titulada “La Misión”.

 

Sobre Ignacio Núñez Soler  

(31 de julio de 1891 –† 13 de octubre de 1983)

Comenzó siendo pintor de brocha gorda y decorador de obras, para dedicarse después enteramente a la pintura al  óleo. Poco tiempo después se creó el “Centro Obrero Regional de Paraguay”, siendo Núñez Soler uno de sus propulsores. Comenzó a exponer individualmente en la Casa Argentina en 1931, y desde entonces participó en casi 30 muestras individuales y numerosas colectivas. Su pintura es también militancia política, compromiso y utopía. Relata con pasión escenas de antiguas luchas anarquistas, anécdotas de reivindicaciones, conquistas gremiales.