Miércoles con nuevas exposiciones en el IC Paraguayo-Alemán y CCPA

martes, 12 de septiembre, 2017

BIENAL INTERNACIONAL DE ASUNCIÓN

Se presentan muestras de las artistas paraguayas Gloria Velilla y Rosmary Barrail; así como un tributo con una valiosa retrospectiva del ecuatoriano Oswaldo Guayasamín.

Este miércoles 13 de septiembre prosiguen las inauguraciones en el marco de la Segunda Bienal Internacional de Asunción- BIA 2017. A las 18:00, en el Centro Cultural Paraguayo Americano (CCPA), España 352, será el acto en la muestra de las artistas paraguayas Gloria Velilla y Rosmary Barrail. El acceso es libre y gratuito.

Durante el mes de septiembre esta muestra se puede visitar, de lunes a viernes de 7:00 a 20:00 y sábado de 7:30 a 15:00.

A las 19:30, en el Instituto Cultural Paraguayo Alemán Goethe Zentrum  (J. de Salazar 310 casi Artigas), será la presentación de la muestra retrospectiva del artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín. También con acceso libre y gratuito. El horario de atención del centro cultural, es de lunes a viernes de 8:00 a 19.00 y los días sábado de 8:00 A 12:00 durante el mes de la Bienal.

El pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín (Quito, 1919 – Baltimore, 1999), Oswaldo Guayasamín ha sido el pintor más destacado de Ecuador, y uno de los de mayor repercusión internacional. Importantes plazas de Europa, han contado y disfrutado del talento de este singular artista que como consecuencia de sus raíces indígenas supo ser un implacable y contundente vehículo a la hora de denunciar los horrores sufridos por la comunidad indígena en general.

Su padre era un indígena de ascendencia quichua y su madre mestiza, por tanto, como señalaba, su origen tuvo una impronta y una presencia permanente en buena parte de su obra artística.

Desde muy pequeño, Oswaldo demostró inclinaciones artísticas, incluso hasta llegó a vender sus creaciones a los turistas para así afrontar el pago de sus estudios.  Aunque su padre se oponía sistemáticamente a ello, finalmente, se anotó en la Escuela de Bellas Artes de Quito en la cual se matriculó, con la distinción de mejor alumno, como pintor y escultor, en el año 1941.

En el año 1942 realizó  su primera exposición formal en Quito, la cual causa un enorme revuelo por el fortísimo contenido de denuncia social que ostentaba. Luego de la mencionada experiencia viajó primero a México donde compartió trabajo con el muralista Orozco, una notable influencia para él y más tarde a los Estados Unidos con la misión de estudiar las obras de El Greco y Goya. Otra importante influencia en su vida fue el autor Pablo Neruda con quien desarrolló una profunda amistad.

Entre sus obras más notables se destacan: Huacayñán o El camino del llanto, conformada por más de cien telas que retratan la situación de los indígenas, de los afros y los mestizos en América; Homenaje al Hombre Americano, un mural en mosaico de cristal veneciano efectuado en el año 1954 para el Centro Simón Bolívar en Venezuela; los murales El Descubrimiento del Río Amazonas y La Historia del Hombre y la Cultura, para la Casa de Gobierno de Quito y la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Central de Ecuador, respectivamente; La edad de la ira, una obra compuesta por 260 piezas que versan sobre diferentes situaciones dramáticas que atañen al hombre moderno.

Guayasamín recibió varias importantes distinciones como: mejor pintor de Sudamérica, otorgado por la Bienal de São Paulo, Brasil, el Gran Premio de Pintura extendido por la III Bienal Hispanoamericana de Arte de Barcelona, la condecoración del gobierno francés y el gran premio en el Salón de Honor de la II Bienal de Pintura, Escultura y Grabado de México, los más destacados.

En 1976 creó junto con sus hijos la Fundación Guayasamín, y a través de ella dona al Ecuador todo su patrimonio artístico, con el que organiza tres museos: Arte Precolombino (más de 2.000 piezas), Arte Colonial (más de 500 piezas) y Arte Contemporáneo (con más de 250 obras). En este último se exhiben los cuadros pertenecientes a la Edad de la Ira, la cual fue donada en su totalidad para evitar que se dividiera, como pasó con Huacayñán.

La BIA 2017 es un encuentro con el arte contemporáneo, que se desarrolla durante todo el mes de setiembre, con exposiciones de pinturas, fotografías, videoarte, instalaciones y las más diversas técnicas y formatos, albergadas en 20 espacios culturales de Asunción y Areguá. Los artistas nacionales y extranjeros son casi un centenar, sumando individualidades y colectivos, que comparten los múltiples espacios de intercambio, basados en el lema de “Significar lo imposible”, una frase recogida de la novela “Yo el Supremo” en homenaje al centenario del Premio Cervantes Augusto Roa Bastos, integrándose de esta manera a los actos de conmemoración.

Gloria Velilla

Artista paraguaya, licenciada en Artes Visuales por el Instituto Superior de Arte (ISA), de la Facultad de Arquitectura UNA. Magister en Restauración y Conservación de Bienes Arquitectónicos y Monumentales por la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte de la Universidad Nacional de Asunción y el Instituto Internazionale di Formazione de Regio Calabria. Docente del Instituto Superior de Arte “Olga Blinder” (ISA/ FADA/UNA) para la cátedra de Semiótica I y II. Docente de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte (FADA/ UNA) en la cátedra de Redacción Académica. Docente Técnico en la Coordinación de Publicaciones y Difusión de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte (FADA/ UNA).

Rosmary Barrail

Su entusiasmo por las artes plásticas nació en Sudáfrica donde realizó sus estudios de dibujo, más tarde, en Asunción estudió pintura con la artista plástica Susana Romero. Conoció el grabado a través del maestro Livio Abramo en el taller “Julián de la Herrería”. Por mucho tiempo se mantuvo alejada del ambiente del arte, pero en 1999 comenzó con gran entusiasmo la Licenciatura en Artes Visuales en el Instituto Superior de Arte, dirigido en ese momento por Olga Blinder. Es en esta institución que se reencuentra con la técnica del grabado y comienza un nuevo diálogo con la madera de manos de la maestra grabadora Fabiola Adam. Actualmente ha terminado de cursar esta licenciatura y se dedica al grabado y a la docencia. (Fuente: “Diccionario de las artes visuales del Paraguay”, de Lisandro Cardozo).