“FIESTA EN LA CORTE” La Rossignol: una compañía que investiga y rescata la cultura del Renacimiento italiano

Miércoles, 27 de mayo, 2015

 

 

 

El Centro Cultural de la República El Cabildo y la Embajada de Italia en el Paraguay propiciaron la presencia de la Compañía italiana La Rossignol, que cumplió con varias actividades en nuestro país. El pasado jueves en horas de la noche el espectáculo “Fiesta en la Corte” se presentó, ante un público invitado, en los Salones del Gran Hotel del Paraguay; el viernes en  horas de la mañana tuvo lugar una clase magistral en la FADA (Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Nacional), ante multitudinario público. La última presentación, con entrada libre y gratuita, se realizó en la noche del mismo viernes en la Casa Bicentenario del Teatro (25 de Mayo y EEUU). En la oportunidad los integrantes del elenco fueron distinguidos por Margarita Morselli, directora general del Centro Cultural de la República El Cabildo.

Domenico Baronio: “Paraguay lleva a Italia en su ADN”

Escrito por Mónica Laneri

 

luisvera-1715

Tras la presentación en la Casa Bicentenario del Teatro “Edda de los Ríos”, conversamos con Domenico Baronio, coordinador de la compañía italiana La Rossignol y responsable de varios instrumentos utilizados durante la presentación del espectáculo de música y danza del Renacimiento, entre los cuales podemos citar al laúd, pequeña guitarra, percusión, quinterna. Lo encontramos sudado e hidratándose tras un espectáculo de unas dos horas -con breve intermedio- en la cual una pareja de bailarines de La Rossignol, acompañada por músicos que ejecutaban instrumentos de época, brindó una presentación que nos remontó a tierras y tiempos lejanos. El elenco compartió, finalmente, la escena con varias parejas que ese viernes de mañana participaron de una clase magistral y abierta. El broche de oro fue el divertido despliegue del público que también fue invitado a bailar las danzas renacentistas. Una noche mágica.

luisvera-1759

 

“Cuando llegué tenía un poco de miedo, porque en América Latina y en particular en Paraguay, falta esta tradición medieval artística que tenemos en Europa y sobre todo en Italia. Más la sorpresa fue tanta  cuando noté cómo la gente de este país ama este tipo de actividad”, comenzó diciendo el italiano, ante nuestra consulta. “Esta mañana hemos dado una clase magistral en la universidad, la FADA. Había esperado que estuvieran máximo 20 estudiantes, pero habían seguramente más de mil, estaban llenas las escaleras, cada rincón del teatro se llenó. Entonces me dieron esta  explicación: en Paraguay con la presencia muy fuerte de italianos, que vinieron con la migración, se sienten los paraguayos un poco italianos. Me parece que hay mucha necesidad en este país de esto para volver a poseer los vínculos que ésta descendencia rompió con Italia”, prosiguió. “Los muchachos que bailaron al final de esta puesta habían tomado la clase magistral esta mañana, en una hora aprendieron pasos, cadencias, que son cosas muy difíciles de captar. Esto no hubiera sido posible si no hubiera en este país un background antropológico positivo y que quiere amarrarse”, agregó.

luisvera-1771

 

Un baile de película

La Compañía La Rossignol cuenta incluso con la experiencia de grabar escenas en películas como “Romeo y Julieta” del director Carlo Carlei, en donde la escena del baile de los Capuletto, estuvo a cargo del elenco. El saltarelo, una de las danzas interpretadas en la Casa Bicentenario del Teatro, también fue parte de la renombrada película. Le comentamos que en los filmes, los personajes siempre aprovechan los bailes para conversar secretamente entre sí. Domenico señaló que, si bien como recurso escénico pudiera ser necesario, el hecho no es correcto. También notamos las condiciones físicas necesarias para desplegar con destreza las danzas renacentistas. “Existían varias situaciones, y el baile principal se daba durante el carnaval. Pero el noble asistía a muchas fiestas y el baile era un componente esencial. Era la manera de conocerse, tocarse y acercarse. Por esta razón un noble o una noble no podía presentarse a la Corte si no se había preparado para bailar. Era un componente fundamental en la formación del cortesano”, destacó. 

luisvera-1776

 

Rescate de una tradición oral popular

“De muchas de esas danzas populares no ha llegado ningún documento escrito. De las danzas que hicimos en círculo, muchas son danzas populares que luego los grandes maestros han utilizado para transformarlas en cultas. Nosotros utilizamos muchos instrumentos populares”, explicó.

luisvera-1784

Le consultamos cómo nace la idea de una compañía que rescate, investigación histórica mediante, las danzas y músicas del Renacimiento. “Cuando hubo el gran movimiento después de la revolución estudiantil de 1968, muchos como yo (que soy de esa generación y cursaba el conservatorio) decidieron no tocar las grandes obras, los clásicos. No queríamos ser una pieza de repuesto de una orquesta, sino buscar algo original, y esto nos vino de las tradiciones populares orales de nuestra tierra. Siempre siguiendo en esa dirección se hizo natural buscar en las raíces de la cultura italiana. Hay que comprender que para un músico culto, la música del Renacimiento es una de las más altas expresiones. Hay melodías del Renacimiento que aún no se han superado, como el madrigal y moteto”, expresó.

luisvera-1806

 

No pudimos evitar la curiosidad de preguntarle acerca de nuestras danzas locales. “Conozco por pasión y por gusto la danza paraguaya y me parece muy bella”, señaló.

luisvera-1818

 

Finalmente, decidimos caer en una cuasi-obviedad consultándole si se divertían reviviendo estas fiestas en la Corte. “Se suda mucho”, nos dijo, “pero es imposible hacer esto si no se ama”, concluyó Domenico con una sonrisa cansada en la que daba cuenta de 21 horas de viaje reciente para compartir con el público paraguayo, una noche que a su parecer destilaba el ADN de nuestros ancestros del viejo continente, aquel mapa genético que recorrió los mares resguardado en el ímpetu y las esperanzas de un pueblo que migraba en búsqueda de nuevos horizontes.

luisvera-1823